Guías Tecnológicas

Las Guías Tecnológicas ofrecen una visión general de los distintos tipos de satélites.

Entre los servicios que prestan los satélites que son de utilidad para la gestión del riesgo y la respuesta en caso de emergencias o desastres figuran el monitoreo del clima, la percepción remota, el geoposicionamiento, la navegación, la transmisión de señales de televisión y las telecomunicaciones. A bordo de satélites en órbita hay instrumentos que están diseñados para cubrir rangos específicos de longitud de onda del espectro de la radiación electromagnética, para obtener imágenes, sondeo atmosférico, comunicación por satélite, geoposicionamiento y navegación.

Los satélites se colocan en distintas órbitas de acuerdo al tipo de aplicación o instrumento que llevan a bordo. Un satélite situado en una Órbita Geoestacionaria circula alrededor de la Tierra sobre el ecuador (latitud 0º) de forma sincrónica con la rotación de la Tierra. Su aparente posición fija encima de un punto del ecuador a una altitud del orden de 36,000 kilómetros es útil para comunicaciones y para la observación del clima regional sobre ese punto con alta resolución temporal, aunque con baja resolución espacial. Los satélites de observación de la Tierra y otros para usos en meteorología se colocan en una órbita terrestre de baja altitud entre 500 y 800 kilómetros y con inclinación cercana a la polar. Debido a su órbita, estos satélites ofrecen una cobertura global, aunque su resolución temporal más baja en comparación, pero su resolución espacial oscila entre media y muy alta. Debido a los altos costos de transporte al espacio, las constelaciones de satélites de comunicación y de navegación también se colocan en una órbita terrestre de baja altitud.

Los satélites de observación de la Tierra se diseñan para ofrecer imágenes ya sea en formato espectral pancromático (PAN: se refiere a imágenes en blanco y negro que se reflejan de la superficie de la Tierra que está expuesta a toda la luz visible) o multiespectral (por lo general cuatro bandas del espectro electromagnético: azul, verde, rojo y cercano infrarrojo). De manera similar, las imágenes pueden estar en el formato de baja o alta resolución. Algunos satélites se diseñan para operar en el rango de micro ondas y proveen imágenes de que se denominan de tipo “radar”.

La información que se ofrece en esta página no está completa, por lo que todo usuario de esta página web está invitado a contribuir con contenido adicional o comentarios. Por favor, use el formulario de contacto que aparece en la página para contactar al equipo de redacción.