Gestión del Riesgo de Desastres

Cuando un evento tal como una inundación o un tsunami impacta a una comunidad, desencadenando destrucción o daños a la infraestructura, está poniendo de manifiesto el hecho de que tal infraestructura es vulnerable, es decir propensa a ser dañada o destruida al momento en que tales eventos se manifiesten. En el contexto de la reducción del riesgo de desastres, el desastre pone en evidencia lo siguiente:

  • El área geográfica en donde se ubica la comunidad está expuesta a tal amenaza;
  • La infraestructura, los bienes y otros procesos y servicios que hayan experimentado daños o destrucción son vulnerables.

Riesgo de Desastres

De acuerdo a la terminología de la UNISDR, Riesgo de Desastres se define como “la combinación de la probabilidad de que se produzca un evento y sus consecuencias negativas”. En el sentido técnico, el riesgo se define en función de la combinación de tres términos: amenaza, exposición y Vulnerabilidad.

Imagine un pueblo que ha sido establecido a las orillas de un río. Por medio de un análisis hidráulico, los hidrólogos pueden identificar y delinear el área propensa a inundaciones en las orillas de un segmento específico del canal del río. En algunos países, tal área amenazada demarca la extensión geográfica de aquellas inundaciones que tengan un periodo de retorno o recurrencia de 100 años. Toda infraestructura que esté localizada dentro de esta área estará expuesta a las inundaciones. Tanto los ingenieros civiles, así como otros expertos de las áreas de las ciencias sociales y económicas, podrán evaluar el grado de vulnerabilidad de la infraestructura que esté localizada dentro de esta área y por ende podrán evaluar los riesgos combinando la información relacionada con la amenaza de inundaciones, los elementos que están expuestos y sus grados de vulnerabilidad.

Definiciones y terminología

La amenaza se define como “un fenómeno, sustancia, actividad humana o condición peligrosa que pueden ocasionar la muerte, lesiones u otros impactos a la salud, al igual que daños a la propiedad, la pérdida de medios de sustento y de servicios, trastornos sociales y económicos, o daños ambientales”.

La Exposición se define como “la población, las propiedades, los sistemas u otros elementos presentes en las zonas donde existen amenazas y, por consiguiente, están expuestos a experimentar pérdidas potenciales”. Tal como se indica en el glosario de la UNISDR, “las medidas del grado de exposición pueden incluir la cantidad de personas o los tipos de bienes en una zona. Estos pueden combinarse con la vulnerabilidad específica de los elementos expuestos a una amenaza en particular con el fin de calcular de manera cuantitativa los riesgos relacionados con esa amenaza en la zona bajo estudio”.

La Vulnerabilidad se define como “las características y las circunstancias de una comunidad, sistema o bien que los hace susceptibles a los efectos dañinos de una amenaza”. Tal como lo indica la UNISDR, existen diversos aspectos de la vulnerabilidad que surgen de varios factores físicos, sociales, económicos y ambientales. Entre los ejemplos se incluyen el diseño inadecuado y la construcción deficiente de los edificios, la protección inadecuada de los bienes, la falta de información y de concientización pública, un reconocimiento oficial limitado del riesgo y de las medidas de preparación y la desatención a una gestión ambiental sensata o prudente.

La reducción del riesgo de Desastres tiene como meta reducir el nivel de riesgos que enfrentan varias comunidades alrededor del mundo. Esto se lleva a cabo mediante la implementación de políticas y otras medidas para mantener bajo control a los impulsores de riesgo subyacentes tales como un desarrollo económico desigual, desarrollo urbano y regional pobremente planificado y gestionado, el declive de los servicios ambientales que brindan los ecosistemas, pobreza y desigualdad, gobernabilidad ineficiente y capacidades locales débiles.

La reducción del riesgo de desastres se realiza implementando medidas que tienen como meta:

  • Reducir el nivel de exposición a amenazas;
  • Reducir el grado de vulnerabilidad de la población, comunidades, infraestructura, bienes, procesos, servicios, etc.;
  • Aumentar el nivel de preparación de las comunidades.

El término prevención es a veces utilizado para incluir todas aquellas mediadas que apunten a reducir el nivel de exposición a las amenazas. Las normas de uso de tierras que impiden la construcción de infraestructuras en áreas expuestas a amenazas son un ejemplo de medidas preventivas. La mitigación se usa para caracterizar aquellas medidas que apuntan a reducir el grado de vulnerabilidad. La implementación de códigos de construcción que incorporen normas sismo-resistentes es un ejemplo de mitigación. Los sistemas de alerta temprana son un ejemplo de medidas relacionadas con la preparación.

Gestión de la Información sobre la reducción del riesgo de desastres

En los últimos años, investigadores y expertos han estado desarrollando métodos para evaluar las amenazas, vulnerabilidades y capacidades que poseen las comunidades para afrontar desastres; así como también formas de combinar tales evaluaciones y presentarlas en el formato de mapas de riesgos. Tales mapas son esenciales para desarrollar planes y estrategias a modo de reducir el nivel de riesgo ya existentes y como una forma para evitar la generación de nuevos riesgos debido a los impulsores de riesgos sociales y económicos subyacentes. 

Leer más sobre de la Gestión de la Información para la Reducción del Riesgo de Desastres

La ONU y la reducción del riesgo de desastres

Desde comienzos de la década de los 90, las Naciones Unidas han estado promoviendo esfuerzos para cambiar el paradigma de desastres, abogando por la incorporación de esfuerzos a nivel mundial para la reducción del riesgo de desastres como una forma de reducir los efectos que las amenazas naturales tienen sobre comunidades vulnerables. En el año 2005 la UNISDR facilitó las negociaciones entre los Estados Miembros, expertos y organizaciones colaboradoras que llevaron al lanzamiento del Marco de Acción de Hyogo (HFA, por sus siglas en inglés). Entre los años 2005 y 2015, los Estados Miembros de diversas regiones del mundo llevaron a cabo una serie de esfuerzos dentro del contexto de las cinco Áreas Prioritarias establecidas en el HFA para reducir los riesgos con la meta de minimizar las pérdidas debido a la manifestación de amenazas de origen natural.

Leer más sobre la ONU y la Gestión del Riesgo de Desastres

Zircon - This is a contributing Drupal Theme
Design by WeebPal.