Riesgos y Desastres

Tal como lo ha estipulado la Estrategia Internacional para la Reducción de Desastres de las Naciones Unidas (UNISDR, por sus siglas en inglés), un desastre se puede definir como una seria interrupción en el funcionamiento de una comunidad o sociedad que ocasiona una gran cantidad de muertes al igual que pérdidas e impactos materiales, económicos y ambientales que exceden la capacidad de la comunidad o la sociedad afectada para hacer frente a la situación mediante el uso de sus propios recursos. Durante las últimas décadas las sociedades han tomado conciencia sobre el hecho que los desastres se pueden entender como el resultado de procesos de largo plazo, en donde los riesgos se generan a lo largo de años o décadas  antes de que se manifiesten tales desastres. Los riesgos representan la presencia de elementos vulnerables en áreas expuestas a amenazas. Tal como lo han reportado desde hace más de una década la UNISDR y otras organizaciones regionales e internacionales, este tipo de riesgos aumenta debido a impulsores subyacentes de riesgo tales como desarrollo económico desigual, el desarrollo urbano y regional pobremente planificado y administrado, el declive en los servicios de regulación de ecosistemas, la pobreza y la desigualdad, una gobernanza participativa frágil  y capacidades locales insuficientes.

Esta sección contiene información sobre las definiciones básicas y los procesos relacionados con la gestión del riesgo de desastres, así como también sobre la respuesta en caso de emergencias o desastres y el papel de la ONU en estas actividades.

Gestión del Riesgo de Desastres

La UNISDR define la gestión del riesgo de desastres como el proceso sistemático de utilizar directrices administrativas, organizaciones, destrezas y capacidades operativas para ejecutar políticas y fortalecer las capacidades de afrontamiento, con el fin de de reducir el impacto adverso de las amenazas naturales y la posibilidad de que ocurra un desastre. Cuando es exitosa, la gestión del riesgo de desastres disminuye o transfiere las consecuencias adversas de las amenazas mediante actividades y medidas relacionadas con la prevención, la mitigación y la preparación.

La ONU y la Gestión del Riesgo de Desastres

Desde principios de la década de los 90, las Naciones Unidas han impulsado esfuerzos a nivel mundial para promover la implementación de políticas y medidas dirigidas a disminuir los riesgos antes de que tales riesgos se conviertan en desastres al momento en que eventos de aparición repentina tales como los terremotos y eventos de desenvolvimiento lento tales como sequías impacten comunidades vulnerables. El marco para la reducción del riesgo de desastres actualmente en vigencia, denominado el Marco de Acción Hyogo, traza cinco Prioridades de Acción que abarcan de manera coherente todos los aspectos de reducción del riesgo de desastres. En Marzo del 2015, la UNISDR y los gobiernos de la mayoría de los países del mundo lanzarán un nuevo marco para la reducción del riesgo de desastres, el HFA-2, que tiene como objetivo trazar el camino para que los gobiernos y las sociedades puedan implementar medidas concretas a fin de prevenir la creación de nuevos riesgos, reducir el nivel existente de riesgos y fortalecer la resiliencia económica y social de las comunidades al enfocar a las personas y los bienes capitales que son vulnerables y que están expuestos a amenazas naturales. 

Gestión de Desastres y Emergencias

De Acuerdo a UNISDR, la gestión de desastres se define como la organización y la gestión de los recursos y las responsabilidades para abordar todos los aspectos de las emergencias, especialmente la preparación, la respuesta y los pasos iniciales de la rehabilitación. Mientras que las emergencias son eventos que pueden ser manejados con recursos locales, los desastres son, por definición, aquellos eventos que superan la capacidad de quienes que deben responder en el sitio a los impactos, haciendo necesaria la asistencia externa para el manejo de los impactos y las necesidades que provocan. La gestión de emergencias y desastres abarca tres fases: la respuesta, la rehabilitación y la recuperación. Mientras que los las actividades asociadas a la respuesta y la rehabilitación se llevan a cabo durante los días y semanas posteriores a un desastre, los esfuerzos asociados a la recuperación se realizan durante los meses o años consiguientes e incluyen la reconstrucción de la infraestructura y la restauración de las fuentes de sustento y los medios de vida de la población afectada.

La ONU y la Gestión de Desastres

Desde principios de la década de los 70, las Naciones Unidas han estado brindando asistencia humanitaria a los países afectados por desastres que han solicitado dicha asistencia oficialmente. Para brindar este apoyo de forma más oportuna y eficiente, la Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA, por sus siglas en inglés) ha establecido un enfoque estructurado que incluye la dotación inicial de asistencia técnica por medio de los Equipos de Evaluación y Coordinación de Desastres de las Naciones Unidas (UNDAC, por sus siglas en inglés); el establecimiento de Centros de Coordinación de Operaciones en el Sitio (OSOCC, por sus siglas en inglés) cuando sea necesario y a través del enfoque sectorial de OCHA (OCHA Clusters, por sus siglas en inglés).

El Proceso de Reducción de Riesgos de Desastres Post-2015

El Marco de Acción Hyogo (HFA, por sus siglas en inglés) fue desarrollado con el fin guiar los esfuerzos en materia de reducción de riesgos de desastre durante el periodo comprendido entre el 2005 y el 2015. Durante la Tercera Conferencia Mundial sobre la Reducción del Riesgo de Desastres, a realizarse en Japón en marzo del 2015, los Estados Miembros revisarán la implementación del Marco de Acción Hyogo y adoptarán un nuevo marco de acción post-2015. ONU-SPIDER está trabajando con otras organizaciones regionales e internacionales, agencias espaciales y entidades nacionales de protección civil con el fin de desarrollar e implementar un plan de trabajo para la próxima década, concentrándose en el uso de aplicaciones espaciales que se ajustarán al nuevo marco.

Amenazas Naturales

La UNISDR ha definido las amenazas naturales como procesos o fenómenos naturales que pueden ocasionar la muerte, lesiones u otros impactos a la salud, al igual que daños a la propiedad, la pérdida de medios de sustento y de servicios, trastornos sociales y económicos, o daños ambientales. Las amenazas naturales se pueden caracterizar por su magnitud e intensidad, que tan rápido comienzan, duración, y área de extensión. Esta sección provee de una panorámica general al ofrecer un resumen de las características de los distintos tipos de amenazas naturales, sus impactos y tipos de daños, acciones en caso de emergencia, mitigación y otros tipos de medidas para su manejo.

Zircon - This is a contributing Drupal Theme
Design by WeebPal.